Nauseas - Salud infantil
  • Compartir en:

Náuseas

Náuseas

por pili2008 en Salud infantil hace 7 años

Hola, mi hijo tiene 2 años y casi siempre le dan náuseas antes de darle la comida o la leche... Incluso a veces llega a vomitar. ¿Qué puedo hacer?

15 respuestas
LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 6 años.

hola pili! mira despues de ver tu pregunta lo primero q me eh imaginado., es que tu peque te esta utilizando para no comer. porque??

puede


por gerardocardena hace 7 años.

Me encanta la idea de ver estas notas. Por supuesto que a mi me dieron náuseas, besaba a mi esposa y me dijeron que se pasaba con la saliva. Disfruté mucho el embarazo y el proceso de mi hijo. Gracias! Les recomiendo una página que me guío en esta osadía...http://www.1001consejos.com/familia/concebir/85_19-sintomas-y-molestias-durante-el-embarazo/


dylanet
por dylanet hace 7 años.

alomejor lo hace por constumbre ya,se lo tendrias que comentar al pediatra creo yo,animo.


ligiaquesada
por ligiaquesada hace 7 años.

no es que alguna comitita le a caido mal y por eso alcomer le da asquito


por Noejambri hace 7 años.
Experto

JUEGA CON EL A OLER LA COMIDA, DEJALE QUE META UN DEDITO EN ELLA Y LO CHUPE, INTENTA QUE TENGA UN ACERCAMENTO PREVIO ANTES DE INTRODUCIRLE TU ALGO EN LA BOCA. uN SALUDO


Reglas de Preguntas y respuestas:

  • NO criticar a personas o empresas
  • NO contenido comercial
  • NO contenido ofensivo
  • NO contenido ilegal
  • ¡Cuidado con el vocabulario y la ortografía!
Responder ahora:

Para participar en la sección de "Preguntas y Respuestas" de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

¿Quieres hacer una pregunta?

Resuelve todas tus dudas con la ayuda de nuestros usuarios en la comunidad de paraBebés.

Hacer una pregunta

Preguntas relacionadas

Caminar :Con o sin zapatos

Hola chicas.Tengo un apregunta que... Leer más >>


bebe

si un bebe de menos de un mes esta ya... Leer más >>


vicios

les comento q mi vicio son las... Leer más >>

Búsquedas relacionadas

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés