Nauseas - Salud infantil
  • Compartir en:

Náuseas

Náuseas

por pili2008 en Salud infantil hace 6 años

Hola, mi hijo tiene 2 años y casi siempre le dan náuseas antes de darle la comida o la leche... Incluso a veces llega a vomitar. ¿Qué puedo hacer?

15 respuestas
LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

perdona. por enviártelo tantas veces.eh tenido un problema con el Internet. un saludo y felices fiestas!!!


LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

Normalmente ante estos casos solemos enfadarnos, amenazarlo, castigarlo. pero esto no te servira para nada, me imagino q estaras desesperada al ver las horas q pasa tu hijo delante del plato.
lo Único q pretende es llamar tu la atención y lo mejor es no hacerle caso, no debes castigarlo ni reñirlo. cuando devuelva, limpialo y vuelve a ponerle otro plato.

ALGUNAS PAUTAS A SEGUIR:

una buena manera de conocer sus gustos es ir a la compra con ellos ". Y es que los peques en el mercado nos dicen qué les gusta y, además, descubren alimentos que no habían visto antes.

- Ayudar en la cocina. con esto No sólo pueden desaparecer prejuicios hacia ciertos alimentos, sino que, efectivamente, a tu hijo les resultará más difícil rechazar un plato que el mismo ha contribuido a preparar

 
- No forzar a porque forzándolo  a comer provoca un ambiente tenso y hostil que lo llevará a aborrecer sentarse en la mesa a la hora de la comida". Muchos padres, además, pierden la paciencia y meten prisa al niño. "Es importante dejarle el tiempo que necesite para comer". 

 
- Más variedad y menos cantidad. En estos casos, ayuda mucho más ofrecer variedad y texturas diferentes que no aburran al niño y le habitúen a todo tipo de alimentos.

 
-Nada de distracciones. La hora de la comida es importante: ha de reunirse con los mayores y nunca debemos hablar de comida.es mucho más positivo "hablar y bromear con ellos". 

 
-No abusar de los triturados


-No cedas. Los niños son capaces de manipular a cualquiera y muchas veces consiguen lo que quieren: que les cambien el plato por otro que les guste más. Nunca has de ceder ante su chantaje emocional.


-Haz atractivo su menú. Es importante encontrar el equilibro: no debemos ser demasiado blandos, pero tampoco pasarnos de estrictos. Podemos intentar ofrecer al niño un postre atractivo (siempre nutritivo y, a ser posible, casero) o incorporar de vez en cuando salsas (tomate, bechamel) para dar sabor a algunos platos con verduras. Pero, nunca disfrazaremos el alimento ni premiaremos el hecho de terminar todo el plato con golosinas o helados". 


MENU:
Primar el consumo de pescado frente a la carne. Para hacer atractivo el pescado, prepararemos piezas con menos espinas (lomos en vez de rodajas) e intentaremos ofrecer platos variados (al horno, a la plancha, en albóndigas o croquetas, para que el pequeño no se canse. 
 
Elaborar menús ricos en proteínas  (lentejas, garbanzos con arroz, , etc). 

Dar prioridad en los postres a las frutas y el yogur.



LORENA0
por LORENA0 hace 5 años.

hola pili! mira despues de ver tu pregunta lo primero q me eh imaginado., es que tu peque te esta utilizando para no comer. porque??

puede


por gerardocardena hace 6 años.

Me encanta la idea de ver estas notas. Por supuesto que a mi me dieron náuseas, besaba a mi esposa y me dijeron que se pasaba con la saliva. Disfruté mucho el embarazo y el proceso de mi hijo. Gracias! Les recomiendo una página que me guío en esta osadía...http://www.1001consejos.com/familia/concebir/85_19-sintomas-y-molestias-durante-el-embarazo/


dylanet
por dylanet hace 6 años.

alomejor lo hace por constumbre ya,se lo tendrias que comentar al pediatra creo yo,animo.


ligiaquesada
por ligiaquesada hace 6 años.

no es que alguna comitita le a caido mal y por eso alcomer le da asquito


por Noejambri hace 6 años.
Experto

JUEGA CON EL A OLER LA COMIDA, DEJALE QUE META UN DEDITO EN ELLA Y LO CHUPE, INTENTA QUE TENGA UN ACERCAMENTO PREVIO ANTES DE INTRODUCIRLE TU ALGO EN LA BOCA. uN SALUDO


Reglas de Preguntas y respuestas:

  • NO criticar a personas o empresas
  • NO contenido comercial
  • NO contenido ofensivo
  • NO contenido ilegal
  • ¡Cuidado con el vocabulario y la ortografía!
Responder ahora:

Para participar en la sección de "Preguntas y Respuestas" de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

¿Quieres hacer una pregunta?

Resuelve todas tus dudas con la ayuda de nuestros usuarios en la comunidad de paraBebés.

Hacer una pregunta

Preguntas relacionadas

importante

hola a todas, les cuento que me ha... Leer más >>


Mi bebe 7 meses

Hola, Tengo un bebe de 7 meses con un... Leer más >>


No se coge al biberón

Hola, Tengo un bebe de 4 meses y... Leer más >>

Búsquedas relacionadas

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés