Las rabietas: todo un arte de los mas pequeños - Educacion infantil
  • Compartir en:

Las rabietas: todo un arte de los más pequeños

ElenaRoger
Experto

Las rabietas: todo un arte de los más pequeños

por ElenaRoger en Educación infantil hace 8 años

Todos hemos sido testigos de alguna rabieta de nuestros hijos: ante el escaparate de los juguetes, en mitad de un cumpleaños o en el supermercado. A veces hemos cedido a sus deseos con tal de hacerlos callar. A veces, nos hemos enfrentado a ellos por cabezonería. A veces… no hemos hecho nada al respecto y, como arte de magia, la rabieta desapareció.

Cada padre/madre tiene su estrategia ante las rabietas. ¿Cuál es la tuya? ¿Haces algo para prevenir las rabietas? ¿Cómo reaccionas cuando ya han aparecido?

7 respuestas
por ElenaRoger hace 8 años.
Experto

Apreciados Pere y Sara:
Entiendo vuestra postura y me parece muy razonable. Sin embargo, creo que en algunas ocasiones, cuando los niños son muy pequeños, a veces es más eficaz distraerles antes de que la pataleta haya empezado. En muchas circunstancias, el adulto puede preveer la pataleta, tal y como hace el marido de Eva. Éste las evita cambiando la ruta de paseo. Esto no quita que, cuando la rabieta aparezca, se actúe con firmeza y razonamiento.
Como ya dije antes, las rabietas son necesarias para que los niños maduren y una excelente oportunidad para que aprendan comportamientos deseados. Son prácticamente inevitables en nuestros hijos y no debemos temerlas sino verlas como un medio para enseñarles a superase. Pero tampoco hay que “buscarlas”. Opino como vosotros en que hay que poner limites con sentido, referentes claros y una postura de acompañamiento pero también creo que cada niño es un mundo y en ocasiones, distraerlos cariñosamente puede ser tan enriquecedor como enfrentarse directamente a ellas.
Respecto a la duda de Pere: opino exactamente como tú. Las rabietas son una ocasión privilegiada para que nuestros hijos aprendan a expresar sus sentimientos, a “entender” sus emociones y expresarlas. Llorar es una manera de hacerlo, la más sentida y espontánea. Cuando dije “Cuando estás muy enfadado es mejor que, en lugar de llorar y patalear, tires tu osito al suelo, o saltes encima del cojín de tu habitación. También puedes decirme lo enfadado que estás con palabras. Entonces te escucharé” estoy animando al niño (evidentemente, al que tiene poca capacidad todavía de expresión por su corta edad) a que exprese su frustración de alguna manera, ya sea tirando su osito al suelo, llorando (no pataleando ni con rabietas) o de alguna manera alternativa. Lo importante es que comunique sus sentimientos para que pueda entenderlos y asimilarlos.

¿Por qué no invitarle a disculparse después de gritar y patalear? Yo creo que eso no ayuda a cerrarse más, como dice Pere, sino que le permite reconocer que su comportamiento no ha sido el adecuado y le ayuda a asimilarlo y mejorar. Lo mismo se puede aplicar a los padres que se han puesto a su nivel y han gritado o perdido el control. Pedir perdón les ayuda a reconocer que lo pueden hacer mejor, a tener empatía, humildad y aceptar la realidad; a tener inteligencia emocional. Nunca hay que obligar sino invitar, y eso se aprende de manera espontánea si los padres son referentes en eso para el niño. De hecho, no hace falta ni siquiera “invitar” pues si un niño ve que la madre o el padre piden perdón habitualmente, ellos lo harán de manera espontánea. No con sensación de fracaso o vergüenza sino con la actitud de mejora y enriquecimiento, sabiéndose seguros de que hagan lo que hagan el amor de los padres permanece inalterable. Este es el gran secreto para que una rabieta sea constructiva.

Un abrazo a los dos,


Clara
por Clara hace 8 años.

Hola a Todos,

Esto de las pataletas es dificil de llevar. Distinto a lo que expone Elena, considero que los niños deben tener claro que una pataleta es una reacción equivocada y como padres, debemos concientizarlos que con esos comportamientos no se consigue nada. No me parece que ante una pataleta haya que distraer a los pequeños y hacerles olvidar lo ocurrido, seguro que, si no se les deja claro que no deben pedir las cosas de esa manera, volverán a incidir en esos malos comportamientos. Un saludo.


PerotdeRiba
por PerotdeRiba hace 8 años.

Hola Elena,
no estoy muy de acuerdo con lo que expones. Creo que distraer al niño ante una rabieta es una solución equivocada. Nuestra postura como padre/madre debería ser la de firmeza pero con sentido: no vale un no porqué no. Si el problema es el gasto podemos permitir que juegue sin echar moneda. (La gran mayoría de esos cochecitos están en la vía pública y no pagan por ello, por lo que no deberían decirnos nada: si el propietario del juego no paga ¿por qué tenemos que pagar nosotros?).

Ahora bien, si el problema es otro y realmente el caso merece una respuesta negativa, no hay que dudar. Se le argumenta en los términos que pueda entender y se establece el límite, insisto, siempre con sentido, de lo contrario no seria un límite sino una prohibición. Si llora hay que acompañarlo y dejarlo que viva la frustración, pero sobre todo acompañarlo. Estar con él o ella y si fuera necesario reforzarle sus sentimientos: ¿estás enfadado verdad? ¿Deseas mucho subir al cochecito?

No entiendo que por un lado recomiendes mostrar el enfado “tirando el osito” e invitando a disculparse y por otro digas “ayúdale a expresar sus sentimientos”. Llorar es una forma de expresar los sentimientos muy necesaria. Que bien iríamos si los adultos supiéramos llorar como lo hacen los niños. Pero, claro, está mal visto porque “un niño que llora es un niño mal criado”, cuando lo cierto es que “un niño que llora es un niño que aun sabe expresar sus sentimientos”. Si le escuchamos ahora nunca perderá esta gran virtud. Y en cuanto a lo de “invitar a disculparse” es como decirle “lo que has hecho está mal”, vamos, una clara invitación a cerrarse a si mismo.

Un abrazo
Pere


por ElenaRoger hace 8 años.
Experto

Apreciada Esther:
Como bien sabrás por experiencia, el “periodo de las rabietas” es muy duro y cansado, pero necesario para tu hijo. No pierdas esto de vista porque te ayudará a comprenderlas y a ser firme con tu hijo. Hay muchas estrategias educativas para prevenirlas y /o enfrentarse a ellas. Lo importante es que no te consideres una madre rígida ni te culpabilices por ser inflexible antes las rabietas.

¿Cómo actuar?
- Mantén la calma y el control, porque eso hará que él también se calme.
- Distráele o cambia de actividad para que se concentre en otra cosa. Si no se distrae, dile que “comprendes perfectamente que no esté de acuerdo contigo pero que lo que está haciendo es inaceptable”.
- Ignora su actitud desafiante. Su objetivo es atraer tu atención. Si no la consigue, no tiene sentido mantener la pataleta.
- Mantente firme, sin enfadarte ni emocionarte. No cedas. Sal de la habitación y continúa con tus tareas. Es difícil ignorar tantos gritos pero al menos finge que los ignoras.

Cuando la crisis ha pasado
- Explícale que hay otras formas de mostrar su enfado. “Cuando estás muy enfadado es mejor que, en lugar de llorar y patalear, tires tu osito al suelo, o saltes encima del cojín de tu habitación. También puedes decirme lo enfadado que estás con palabras. Entonces te escucharé.”
- Reflexiona sobre lo ocurrido. Ayúdale a expresar sus sentimientos y a sentirse comprendido: “Estás muy triste ¿verdad? Te hacía mucha ilusión ese coche tan bonito. Seguro que lo querías para jugar con él en tu garaje de juguete. Te entiendo.
- Invítale a disculparse y, si es necesario, discúlpate tú también.
- Nunca olvides decirle que lo quieres mucho, independientemente de su comportamiento.
Te recomiendo un libro que se lee muy rápido y que te da pautas para actuar ante estas situaciones: “Llantos y rabietas”, de Aletha J. Solter (Ed. Medici). Animo, tú eres perfectamente capaz de reconducir la situación y ayudar a tu hijo. Piensa que tu hijo necesita de esta firmeza para superar esta etapa. ¡Hazlo por él!


esthertena
por esthertena hace 8 años.

¡Qué bien que tocáis este tema! Yo estoy desesperada. No tengo paciencia y acabo siempre castigándolo para que se calle. Entonces él se enfada más y más y comienza la “guerra de titanes”. ¿Alguien me puede decir qué tengo que hacer para acabar con esta guerra?


por ElenaRoger hace 8 años.
Experto

Apreciada Eva:
Me parece estupenda la estrategia que ha adoptado tu marido. Dentro de un tiempo, cuando tu hijo haya madurado un poco más, os será más fácil hacerle entender que no se puede conseguir todo lo que uno quiere. De todas maneras, has de saber que las famosas rabietas, aunque molestas, les ayudan a crecer; a darse cuenta de hasta donde llega su poder y a aprender de los fracasos, entre otras cosas. Saber hacerles frente es decisivo para que saquen provecho de ellas y sean una experiencia enriquecedora.
Lanzo al aire una pregunta para cualquier padre/madre experto en estos temas… ¿cómo te enfrentas a ellas cuando aparecen? ¿Tienes algún truco o estrategia efectivo?


Eva683849
por Eva683849 hace 8 años.

Hola Elena,
Mi hijo pequeño suele pillar rabietas cuando sale a pasear con su padre. Y es que siempre que se encuentra con los cochecitos con musica que balancean a los niños, se quiere montar. Y hay por lo menos 5 por nuestra zona !!! Imaginate el gasto que representa si se montara en todos. En fin el peque es especialista en coger rabietas cada vez que pasa por uno, y mi marido ya tiene la estrategia perfecta para evitarlas....ahora realiza una ruta nueva para ir y venir desde casa sin pasar por ningun cochecito. Ahora el niño no coge rabietas por que no los ve y solo de vez en cuando pasa por alguno para que el peque disfrute.
un saludo


Reglas de Preguntas y respuestas:

  • NO criticar a personas o empresas
  • NO contenido comercial
  • NO contenido ofensivo
  • NO contenido ilegal
  • ¡Cuidado con el vocabulario y la ortografía!
Responder ahora:

Para participar en la sección de "Preguntas y Respuestas" de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

¿Quieres hacer una pregunta?

Resuelve todas tus dudas con la ayuda de nuestros usuarios en la comunidad de paraBebés.

Hacer una pregunta

Preguntas relacionadas

Terrores nocturnos

Hola, tengo un bebé de año y medio,... Leer más >>


Orientaciones para educar bien

En http://www.PsicologoEscolar.com... Leer más >>


reproches ante una penitencia

hola soy bastante nueva y quisiera... Leer más >>

Búsquedas relacionadas

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés