El estres y el cuidado del bebe... - Bebes
  • Compartir en:

El estrés y el cuidado del bebé...

fabrizio

El estrés y el cuidado del bebé...

por fabrizio en Bebés hace 8 años


El stress es algo inherente a la vida moderna. Aún actividades altamente gratificantes como la crianza de los hijos involucran stress; pero dado que el rol de madre esta socialmente visualizado como natural , no se reconoce, o más bien se acalla el reconocimiento del monto de desgaste físico y emocional que aún en condiciones normales éste involucra para la mujer.

En nuestra cultura y a pesar de las alabanzas y del reconocimiento tardío, el papel de madre esta asociado con muchas más obligaciones que privilegios y es a ella a quien se considera como principal sino única responsable de la salud y del bienestar de los hijos.

Como el papel de esposa tampoco es visto como fuente de sobrecarga emocional excepto bajo circunstancias extraordinarias, sólo se supone que la mujer pueda encontrarse necesitada de ayuda en la atención de los hijos, si es que debe compatibilizar su rol de madre con el desempeño de una actividad laboral fuera del ámbito hogareño.

En realidad esto no es así, numerosas investigaciones realizadas entre madres que trabajan fuera de sus casas y otras que no realizan tal actividad, muestran mayor sensación de sobrecarga, de desgaste y mayores indicadores de irritación, tensión nerviosa y de ansiedad, en amas de casa que deben criar a sus niños carentes de apoyo – estén éstas casadas o no-, que entre quienes trabajan fuera del hogar pero cuentan con la asistencia de familiares o de otras personas para las crianza de sus hijos.

No es tanto la superposición de actividades lo que nos desgasta, -las cuales además de ventajas económicas, sociales y culturales, pueden tener un efecto de distracción y de realización personal indispensable-, sino la sensación de monotonía, saturación, hastío e irritación que suele acompañar al reiterado desempeño de un único papel, sin contar con el apoyo y el reconocimiento necesario.

Es la calidad vivencial que acompaña al desempeño de un rol lo que lo hace gratificante o decepcionante a la luz del monto de satisfacción que este nos brinda en relación al esfuerzo y a las incomodidades que sobrellevamos en su desempeño.

Quienes no han tenido que hacerse cargo con exclusividad de la atención y cuidado de un niño pequeño, no saben lo desgastante que puede llegar a ser la vivencia de tener que estar infinitamente disponible a la satisfacción de reiteradas, cíclicas, perentorias y frecuentes demandas de cuidado y alimentación, de contención de su ansiedad en sus crisis llanto y durante las alteraciones del sueño; demandas que se multiplican con cualquiera de los malestares físicos que este atraviesa normalmente durante su prolongada maduración y desarrollo.

Así que si Ud. se siente inmersa en tal situación, desbordada y al borde de un ataque de nervios, no se sienta culpable ni crea que hay algo necesariamente inadecuado, fallido o enfermo en su reacción emocional; pues el cuadro de situación en que se halla, conforma una indiscutible, desgastante e intensa situación de stress, la cual se agrava por acumulación a lo largo del tiempo.

Sabemos que existen importantes diferencias entre las personas en cuanto a su capacidad de sobrellevar las situaciones tensionantes y en el entorno social que acompaña esa mayor capacidad de resistencia al stress, diferencias que evitan a estas caer en cuadros depresivos y en situaciones de abandono personal y las preservan de sufrir muchas situaciones de ansiedad y de angustia.

Si queremos resumirlas en forma escueta para que sirvan como orientación a quienes necesitan y quieren encontrar más satisfacción en el desarrollo de actividades deseadas pero que de por sí conllevan un monto de desgaste y ansiedad, como lo constituye la crianza de los hijos, podemos afirmar que quienes mejor sobrellevan situaciones tensionantes comparten una actitud general más positiva frente a la realidad y visualizan los obstáculos en términos de desafíos con los que han de lidiar hasta su superación, sino inmediata, al menos en el mediano plazo.

Son personas que poseen la capacidad de implementar una especie de acolchado emocional, manteniéndose afectivamente contactadas con las alegrías y tristezas de la vida, pero que no tienen reacciones intensas que las desbordan; apoyándose en ello y en su capacidad de confianza, para ver la luz al final del túnel y sostener su convicción en que han de llevar a buen puerto su proyecto de vida y el de su hijo.

Estas capacidades se relacionan a su vez con un estilo personal centrado en encarar las dificultades en forma abierta, evitando ante todo la ineficaz estrategia de absorber los problemas quedándose calladas y sufriendo internamente y en silencio su situación a la espera que el otro se de cuenta de los que les pasa a través de sus síntomas manifiestos de desequilibrio físico o emocional.

Por lo general reaccionan tempranamente a los problemas o a aquellas circunstancias que pueden llegar a transformase en uno; perciben más rápida y claramente las posibles situaciones conflictivas y piden y exigen ayuda con mayor contundencia y anticipación; no dejando crecer dentro de ellas su hostilidad, su enojo y su resentimiento, para terminar descargándolo en forma ineficaz, inoportuna y arbitraria dentro de su entorno, lo cual siempre en alguna medida termina afectando a su bebé. En el caso de no existir en su medio quienes puedan apoyarla o ser estos indiferentes ante su situación, se movilizan hasta obtener la ayuda que necesitan, evitando sobre todo el aislamiento.

Plantearse el dilema de tener que elegir entre el bienestar propio o el del niño y optar por una actitud de permanente sacrificio y abandono personal es una opción falsa, pues no hay mejor madre para éste que aquella que disfruta suficiente y serenamente de la crianza del mismo y puede por lo tanto brindarle su capacidad de amor y contención.

Existen numerosas técnicas para el sobrellevamiento de situaciones estresantes durante la crianza que pueden y deben ser incorporadas a nuestro bagaje personal, máxime por que las mismas nos son también útiles para otras situaciones que posiblemente deberemos enfrentar en nuestra vida, y no olvides por sobre todas las cosas y más allá de ellas, que cuando estas cosas ocurren siempre tenés la posibilidad de pedir ayuda y no estás tan sola como a veces puedes creer

4 respuestas
Usuario anónimo
por susana hace 3 años.

si, yo se de que habla, yo llego al límite pues mi marido viaja por trabajo y me deja al cuidado a nuestro bebé por dos semanas completas, asi que para cuando termina la primer semana ya estoy de los pelos... y trato de hablar con él sobre esto pero no quiere escucharme, se cierra en la respuesta que no puede conseguir un trabajo normal y que nos separemos ya que arruinó mi vida... la verdad que no se que hacer ;( me siento muy cansada y desgastada


muñeka
por muñeka hace 8 años.

yo estresa to el dia la estrella me estresa


evoloca
por evoloca hace 8 años.

a mi tanbien stress de leerlo besitos


por mother hace 8 años.
Experto

Ay amiga,ya medio stress de tan sólo leerlo.Que responsabilidad !!


Reglas de Preguntas y respuestas:

  • NO criticar a personas o empresas
  • NO contenido comercial
  • NO contenido ofensivo
  • NO contenido ilegal
  • ¡Cuidado con el vocabulario y la ortografía!
Responder ahora:

Para participar en la sección de "Preguntas y Respuestas" de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

¿Quieres hacer una pregunta?

Resuelve todas tus dudas con la ayuda de nuestros usuarios en la comunidad de paraBebés.

Hacer una pregunta

Preguntas relacionadas

cenas 12 meses

Buenos días, querría saber opciones... Leer más >>


mi beba no agarra la teta

mi beba tomo bien la teta hasta los... Leer más >>


sueño

tengo un hijo de 8 meses que hasta... Leer más >>

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés